Mostrando 1–12 de 36 resultados

Manillones

¿A quién no le gustan los grandes manillones en unas impresionantes puertas correderas francesas?

Las puertas correderas son una opción perfecta si queremos ganar espacio en determinadas habitaciones. En aquellas casas en las que no disponemos de demasiados metros cuadrados, tenemos que buscar la mejor forma de aprovechar el espacio al máximo. La economía del espacio es indispensable y este tipo de puertas brindan mayor flexibilidad.

Manillas con placa acabado Inox

Juego manilla y manillon con bocallave

24,51  inc. IVA
Comparar

Manillones acabado Cuero

Manillón con Placa modelo 881

15,88  inc. IVA
Comparar
16,15  inc. IVA
Comparar
16,15  inc. IVA
Comparar

Manillones acabado Latonado

Manillon con placa modelo 890

18,00  inc. IVA
Comparar

Manillones acabado Níquel Satinado

Manillón Cuero modelo 160

69,32  inc. IVA
Comparar
15,88  inc. IVA
Comparar

Manillones acabado Inox

Manillón desplazado con bocallave

21,65  inc. IVA
Comparar
-10%
NEW!

Manillones acabado Níquel Satinado

Manillón modelo 220

35,74  32,20  inc. IVA
Comparar
-10%
NEW!

Manillones acabado Níquel Combinado

Manillón modelo 324 Níquel combinado

30,40 32,20  inc. IVA
Comparar
11,31  inc. IVA
Comparar
12,10  inc. IVA
Comparar

Si, además, queremos darle un aspecto elegante, que mejor manera que colocando unos grandes e impresionantes manillones para puertas correderas de una forma fácil y sencilla.

Funcionalidad de los manillones en las puertas correderas

Existen en nuestra tienda diferentes modelos de manillones para puertas correderas, dependiendo del tipo de puerta y del espacio en cuestión. Podemos elegir entre puertas correderas de cristal o madera, con guías vistas o empotradas, de una hoja o de dos.

Todo dependerá del estilo que queramos darle a nuestro hogar. No es lo mismo una puerta corredera en el salón, que en la cocina, el baño o incluso el balcón. Debemos tener muy presente la funcionalidad de dicha puerta.

En el caso de las puertas correderas empotradas, tendremos que colocar uñeros redondos que se deslizan fácilmente con los dedos, a juego con el resto de manillas que tengamos puestas en casa. Este ejemplo también nos puede servir para las puertas correderas de armarios empotrados.

Materiales y acabados de los manillones

En las cocinas, está en boga, colocar grandes manillones de acero inoxidable, zamak o aluminio con acabado en níquel combinado o satinado para las puertas de cristal. El cristal dejará pasar la luz a la habitación contigua, dando instantáneamente una sensación de claridad asombrosa.

Los salones requieren de otro tipo de manillón que nos aporte mayor presencia y distinción. Los manillones de cuero y acabado envejecido, latón o aleaciones combinadas nos proporcionarán todo aquello que necesitamos para llamar la atención de una de las estancias más importantes del hogar.

Si, por el contrario, queremos darle un ambiente rural elegiremos la forja, sin ninguna duda. Cada vez se estila más, combinar el estilo moderno con pequeños toques rústicos.

No debemos de tener miedo a la hora de decorar nuestras puertas con grandes manillones porque siempre quedarán bien allí donde les coloquemos.

Diseños innovadores

Existen una gran diversidad de manillones para puertas con diseños innovadores para todos aquellos que quieran alejarse un poco de lo tradicional. Manillones de roseta redonda o cuadrada, de formas rectas o redondeadas, con acabados dorados o plateados, satinados o mates. Hoy en día, disponemos de multitud de opciones donde elegir. Cuidar la economía del espacio y los pequeños detalles es indispensables, lo que da más valor a la decoración.

¿Por qué resignarnos a instalar los manillones de toda la vida habiendo tanta diversidad en el mercado?