Manillas de Latón; Sinónimo de Elegancia y Clase

El Latón es un material de color dorado y brillante parecido al oro, por lo que se suele utilizar de forma masiva en elementos de decoración como las manillas para puertas

. A menudo nos preguntamos porqué gastar más en manivelas de Latón cuando existen otras en el mercado de otros materiales por tan sólo 6€. A continuación expongo algunos de los motivos.

El Latón aumenta la durabilidad de las manivelas porque es resistente a la oxidación, no es atacado por el agua salada, por tanto, es aconsejable en ambientes de exterior.

Su acción antimicrobiana hace que los pomos de las puertas se desinfecten solos, a diferencia de los metálicos. Este aspecto es de gran utilidad en hospitales por el alto flujo de personas que habitualmente pasan por ellos.

El Latón siempre ha sido símbolo de elegancia y diseño. Esta aleación de cobre y zinc sigue siendo demandada por los usuarios debido a su gran calidad y acabado.

En tiendamanilla puedes encontrar gran variedad de manillas de latón de diferentes acabados cuero, pulido, satinado, niquel satinado o cromo brillo.

Manivela Latón de roseta redonda acabado niquel satinado

Al remitirnos al latón, no necesariamente deben ser manivelas clásicas. Hoy en día, los diseños han variado mucho. Podemos encontrar manillones de roseta cuadrada y formas rectas o bien de roseta redonda y más cilíndricos, combinando el brillo con el satinado. Es fácil de mecanizar, troquelar y fundir, de hay su versatilidad.

Las manillas con placa acabado cuero son un modelo exclusivo de tiendamanilla. Este modelo se adapta perfectamente a todo tipo de puerta, tanto si es oscura de sapely o roble viejo, como si es de haya o lacada blanca. Lo mismo ocurre con las manivelas doradas, combinan con todo tipo de ambientes. El níquel satinado, en cambio, es más apropiado en puertas blancas, lacadas o acristaladas.

Manivela de latón con placa acabado cuero

 

Como veis, a veces el gastar un poco más en este tipo de herrajes tiene una causa justificada. Recibimos más calidad y durabilidad aunque la inversión inicial sea más alta.

A la larga merece la pena la inversión realizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *